Google+ Followers

sábado, 28 de abril de 2012

Maniac




Una noche oscura, locura, de fondo se escuchan gritos, gente invadiendo el aire, se respira caos en el ambiente, ella no entiende nada, no conoce esos idiomas, esta asustada, en esa habitación cerrada, paredes blancas a su alrededor, una cama, una ventana que da a un patio, de allí puede ver un cielo oscuro, una luna y unas cuantas estrellas….
La abre, respira el fresco aire, por un momento no entiende que hace allí, que es lo que la a llevado a ese lugar remoto, donde se siente agonía, tristeza y quizás desesperación… aturdida por una medicación mas fuerte que sus ganas de seguir, intenta que ese fresco aire llegue a todas partes, que encuentre la cordura, la realidad, pero a lo mejor esta bien que este en esa situación, drogada, sin que comprenda nada, débil, dejarse llevar por lo que dicen los demás, ese lugar es espantoso, esos gritos, esas risas, gente que deambula desorientada, solo piensa en locura y mas locura…
Es un lugar espantoso, un sitio desastroso, prefiere la muerte antes que estar encerrada allí, con esas personas, no reconoce quien es cuerdo y quien esta loco, demasiadas pastillas, todos siguen la misma rutina…
Caras tristes, otras personas hablando solas, otras sonriendo, muchos otros llorando, otros gritando, intentan justificar que están bien, unos gorilas se abalanzan sobre el lo llevan arrastrando, me pregunto donde se lo ha llevado, parecen médicos, seguramente ellos serán los enfermos…
Me mantengo alejada, no se que día es, que hago aquí, busco mi ultimo recuerdo, no encuentro nada, es como si perdiera la memoria, serán esas drogas, aquí no hay inocentes o culpables, todos están locos, todos son castigados de manera cruel, es mejor no defender tu verdad, o duro lo vas a pagar…
Me encantaría escapar, lo voy a planear, paseare, conoceré este sitio mejor, y me iré, voy a pasar inadvertida, sin molestar, sin dar problemas, seré buena, y me podré ir lejos de aquí, esto no es para mi, se que soy inocente, mi corazón me lo dice, pero no entiendo muy bien sus palabras, será la maldita medicina, intentare deshacerme de ella,  pero si me la tomo nunca comprenderé lo que me trajo aquí, no tendré fuerzas para correr, para alejarme, de este sitio inédito, maldito…
¿Llevare mucho aquí? ¿Nadie se ha preocupado por mi? No me han reclamado, es como que hoy e despertado en un sitio desconocido, con caras que no conozco, con gente que puede que alguna vez fueron como yo, y ahora hablan solos, ¿y si me pasara eso a mi? Oh tengo que irme cuanto antes de aquí, a saber de que son capaces, de que pueden hacer,  no quiero pasar el resto de mi vida encerrada, medicada, sin sentir nada, sin recordar absolutamente nada, sin reconocerme, sin entenderme, no, no me niego a ser como ellos…
Pasillos largos, puertas de seguridad, sitios por donde no se puede pasar, gritos y mas gritos, otros macabros, otros de sufrimiento, parecen heridos, miro, analizo mi alrededor, blanco, puro, impecable color, encuentro un patio, murallas altas, no se pueden escalar, este sitio esta echo para no poder escapar, pero tengo que buscar, no me quedare esperando, ver como esta gente acaba conmigo, soy inocente, intentare asta no tener fuerzas, esta no es mi vida, no se cual es, pero se que no se parece a esta, yo no quiero esto para mi… sea como sea… saldré de aquí…
Esas pastillas que nos dan, que nos prometen que nos van a ayudar, deben de borrar todo rastro de sentimientos, te dejan vegetal, solo terminas teniendo tus sentidos vitales, pero desde hoy no me las tomare, fingiré mi locura, me mezclare entre los otros, intentare conocer a alguien que me explique que pasa, tengo averiguar, si hay mas gente como yo en esta casa…
Camisas de fuerza, para no poderse defender, han domado su seres, ya no tienen fuerza para enfrentarse a esos gorilas, a esos que se ríen, que te dicen “ahora veras lo que te va a tocar por hacer esa cosa”, dan miedo, pero no hay otro sitio peor que este, el infierno debe de ser pequeño comparado con esto, esos enfermeros que tienen el poder, esos pobres locos que hacen lo que dicen, no son conscientes, no pueden hablar con su propia voz, así que atienden, obedecen pero los miras a los ojos y ves su interior, su sufrimiento, ese dolor, están encerrados en un sitio como este, y peor, en esos cuerpos, no tienen palabra, son conscientes, pero no pueden defenderse, y así pasan los días, a saber cuanto llevan aquí, una vida, unos días, unos años, una eternidad, nadie se merece ser tratado como basura…
Hay gente que tiene unas marcas en la sien, ¿Se dará electro choques aquí? ¿Eso no esta prohibido? Pobre gente, cuanto habrá sufrido, seguramente, si me quedo mucho por aquí, me tocara a mi también, llevare esa camisa de fuerza, y sufriré, tendré esas pesadillas, me despertare gritando, vendrá un enfermero con una jeringuilla, a saber que contendrá, me quitara las fuerzas, me atara a la cama, dejando que me tranquilice, mientras esa poca fuerza que me queda se va con las lagrimas…
Tiene que haber una salida, un lugar mejor, seguro que hay gente preocupada en donde estoy, una noche mas, se me aclara la mente, empiezo a acordarme de gente, familia, pocos amigos, algunos chicos, pero no recuerdo que debí de hacer para entrar en este manicomio, me acerco a la ventana, buscando un punto de escapada, como hacer que nadie sospeche nada, que no piensen en mi, que no observen mis ganas de huir,  veo unas grietas en un muro, cerca unos arboles, podría quedarme allí, todo esta vigilado, seguro que no soy la primera que quiere salir, ¿Qué habrá detrás de esos muros? Se llamara libertad, lo que ansió, sentir ese suelo frió, ver los bellos colores de las flores, aquí hay tanta tristeza que hasta ellas mueren…
Los gritos no me dejan dormir, el cansancio se hace visible, bajo mis ojos han aparecido unas ojeras, pero todo es espantoso, es horroroso, empiezo a recordar, ¿Será todo verdad? ¿O empiezo a delirar? Lo voy a averiguar…
Otra mañana como las anteriores, empiezo a recorrer esos  pasillos, nadie me observa, siempre podré decir que me e perdido, que no se que hago aquí, pero mis ansias de salir, me hacen correr, con el corazón en un puño, latiendo como nunca, esto es como un laberinto sin salida, y yo esa rata perdida, pero he tenido suerte e encontrado un uniforme de enfermera, solo tengo que guardarlo, esconderlo, y encontrar el momento perfecto para usarlo, salir al patio escalar y disfrutar de la libertad, sobrevivir a esta crueldad, a esta gente sin corazón que disfruta con nuestro dolor…
Siento pena al pensar que los dejo atrás, pero no me los puedo llevar, es demasiado peligroso, además no los conozco, mejor pienso en salvarme a mi, y dejar este sitio tras mi…
Espero que tras esas murallas me espere un mundo mejor, un lugar con gente más amable, que te tienden una mano… tengo que encontrarme, saber quien soy…o lo que fui… esto debe de ser una equivocación….
He intentado preguntar, su contestación entre risas fue “estas loca, que mas quieres, esto es tu final, estas en un psiquiátrico”, no me atreví a preguntar mas, esta claro que no me iban a contestar, que jamás me dirán la verdad, pero yo se que no estoy loca,  aunque intentan hacerme creer eso, soy consciente de lo que pienso, de lo que hago, aunque hayan borrado mi pasado…
Pasan los días, uno tras otro, ya se cuanto llevo aquí, y espero esa oportunidad de escapar, no quiero quedarme atrapada en mi cabeza, solo tengo una oportunidad, y todo esto se esfumara, solo será una pesadilla…
Se acerca mi turno, me dan el vasito de agua las pastillas, hago como siempre, que me las trago, me retiro a mi habitación, en silencio espero, me pongo el uniforme, y me preparo para irme, nadie me escucha, paso invertida, salgo al patio, me escondo tras esos árboles, espero que nadie me vea, que no den la alarma, que no me busquen asta el segundo día, no me supone gran dificultar escalar ese muro, parecía mas alto de lo que era, por fin estoy fuera, miro atrás, no por lo que dejo, si no por miedo a que me sigan, que me hayan visto, que me sigan, que me castiguen, y luego me vigilen…
La noche es tranquila, un cielo despejado, la luna me alumbra el camino, lo sigo, lloro de felicidad, siento la hierba bajo mis pies, los gritos espantosos quedan atrás, ahora oigo esos pequeños grillos cantar, no hay comparación, este es mi día, mi salvación, corriendo, quiero llegar lo mas lejos posible, me ha bastado el tiempo que e estado allí, para no temer a nada, para hacerle frente a cualquier problema, lo que no te mata te llena de fuerza…
Debo encontrar una carretera, seguirla, encontrar un sitio donde refugiarme, un sitio donde no me puedan encontrar, con lo que hacen allí dentro, seguro que no dirán que me he escapado, cosas prohibidas, cosas sucias, cosas sin piedad, no, no dirán nada… no me encontraran…
Mañana comenzare un nuevo día, y las únicas murallas que habrá a mi alrededor, serán las que yo me ponga, pero esta experiencia, me hará mas fuerte, me hará pelear, luchare, y saldré adelante, encontrare un trabajo, conoceré a nueva gente, como una familia puede hacerle eso a su única hija, encerrarla de por vida, en un sitio tan horrible, queriendo destrozarme de por vida, no volverán a saber de mi, cambiare mi nombre, el peinado y la identidad, lo mismo que hacen en esas películas que e visto y acabo de recordar, comenzare una vida, siento otra, sin hablar con nadie de este tramo, sin explicarlo, lo enterrare dentro de mi, para que no pueda salir…
Sonrió, soy feliz, se que a terminado, nada importa ya, lejos me llevara este aire esta luna…
Soñare de nuevo, tendré nuevas metas, nuevos comienzos, nuevas ilusiones, esperanzas, todo será diferente, tendré cuidado con la gente, con sus traiciones, pueden deshacerse de ti, sin ningún sentimiento, sin dudas, sin preocupaciones, la gente y su egoísmo, lo que les importa es su propio bien, y no importa que por sus venas corran la misma sangre, no tienen conciencia ni remordimientos,  el daño esta echo, no hay, perdón que cure las heridas del corazón, pero les daré las gracias, estas experiencias, me harán una luchadora, no podrán conmigo, no me derivaran, ahora se como liberarme y disfrutar de cada instante…
Me siento libre, me siento otra, se que me espera en algún lugar otra vida, la encontrare, me adaptare, y luchare….

No hay comentarios:

Publicar un comentario