Google+ Followers

domingo, 10 de junio de 2012

Mi infinito




No creo en las casualidades, creo que todo ocurre por algo, me gustaría ver mi vida con otros ojos, ver mi vida pasar y ver todos los acontecimientos, como ocurre todo, como en las películas, dos destinos unidos, desde siempre, unidos por un fino hilo que no distinguimos, y de eso trata, de la locura del amor, de lo cerca que esta, puede que siendo otra persona lo veamos, y se encuentre mas cerca, anhelarlo tanto y que este junto a nosotros sin verlo…
Es curioso, ver toda tu vida, todos los momentos, y que todo se concentre en una sola y única persona, en un único ser, en un solo hombre, que alberga y contiene todo tu mundo...
Eres capaz de mirarlo a los ojos y saberlo todo, y aun quieres conocerlo, no te importa su pasado, si no el presente y te planteas en breves instantes y fugaces pasar tu vida junto a el, con esa, única persona…
Y lo tiene todo, todo lo que tenias en mente sobre lo que buscabas, pero muchísimo mejor, porque todo lo que tiene, lo que le forma, tiene rostro, en el que te pierdes, nadas, te sumerges, y vuelas, pero sujeta a la tierra, tu amare, eso es el, tu ancla..
Vives intensamente, sin frenar la espontaneidad, no piensas, actúas, porque tu mente y corazón están de acuerdo, no pelean, y los dos saben que merece la pena… aunque arriesgues no perderás
El tiempo es como si se tratara de la eternidad, y el es como un espejo, te reflejas en sus ojos, miras a través de el, transparente, le conoces, pero no importa, nada importa, porque tu corazón no para de latir, se revela, arde, pero todo, todo en ese momento es perfecto, todo tiene capacidad de cumplirse y es hermoso…
Nada es capaz de estropear un mundo construido entre dos, nadie puede meterse, nadie es lo suficiente importante como derrumbar los muros, porque tu vida tiene su norte, y ha conseguido la estabilidad necesaria…
La gente hablara, comentara ¿y que?, no tendrán razón, no saben, no lo entienden, no sienten lo mismo, lo que para algunos es locura para otros es amor.
Aquí y ahora, así es como funciona, daríamos la vida, lo daríamos todo, nos fugaríamos, y moriríamos de la mano, todo lo que veíamos imposible, con el amor se hace posible, los sentimientos son equilibrados en la balanza, estas marcado por esa persona, esa persona que se mete donde nadie ha llegado y sin decir absolutamente nada, te lee, lo sabe, es intuitivo y la conectividad es sorprendente.
No hay barreras ni grandes obstáculos, dos mundos unidos por dos manos. Los puentes son pequeños, y la vida es corta para planificarla al detalle, no se debe pensar, no se planea, se vive la magia, te guía tu instinto, los sueños te llevan, tu mente te situara, tu corazón ahora será esa persona y donde este el, allí estará tu casa...
Sumisos por el amor que nos ata fuerte con su lazo, con su intensidad, invisible para unos, visible para nosotros…
No hay nada que nos detenga, bodas espontáneas, huidas no buscadas, tatuajes para toda la vida, amaneceres en lugares desconocidos, noches de pasión bajo la luz de la luna, estrellas envolviéndonos, todo echo sin pensar, arriesgándolo todo, ofreciéndolo todo, nos tenemos, ya no nos podemos perder…
No hay monotonía, cosas nuevas suceden cuando vives al máximo con el corazón. Cuando tu vida corre a la misma velocidad que vosotros…
La complicidad es efectiva, los deseos mutuos, los sueños correspondidos y el sentimiento es uno…
Improvisando y amando, con todo y sintiéndolo todo mas profundo, más grande, como nunca, que se expande y crece, te devora, eres suya completamente…
Cuando sufres, cuando un problema te tira al suelo, y te sacuden el alma, es como si me apedrearan a mí, tu dolor es mi dolor, tu felicidad es mi felicidad…
Luchando a través de obstáculos, todo se vuelve más limpio, más puro, desvelando nuestros corazones, desnudándose, quitándose las capas, dejando ver, ser tocados y reconociéndonos, curando heridas que el tiempo genero, sanear las marcas, haciendo que nuestra fuerza crezca, porque sabemos que con cada toque nos fortalecemos, que nuestro amor esta disponible, nos cuidaremos uno al otro y nos tendremos uno bajo el ala del otro…
Cuando alguien te da todo, hay que aprovecharlo u luchar codo con codo porque ese amor puro te acercara a un mundo más honrado, más fantástico, sabes que el seria capaz de renunciar a su propia vida por tu bien, te daría hasta un pulmón, diciéndote que tiene dos…
Nadie es capaz de entender un amor incondicional y muy poca gente es capaz de sentirlo... Es ese amor que es tan grande como el mismísimo cielo, y ahora esas noches en las que estabas a oscuras ahora el se encuentra en tu cama como la luna, vigilando tus sueños, salvándote de las pesadillas…
Demostrándote que no te dejara sola.
El poder del amor que tanto ansiamos encontrar, que lo buscamos, que es complicado dar con el, es difícil, y cuando lo encontramos, ofrecemos todo nuestro ser, a la disposición de esa persona, dándole la oportunidad de pisarnos el corazón.
No hay mejor sensación que esa, no hay palabras, ni poesías, ni canciones, que describan como te sientes, debes vivirlo, no soñarlo, no imaginártelo, tener los sentidos preparados, y dejarte llevar por la marea, conviértete en un barco, y el que sea tu mar..
Un momento de silencio y escuchas esa pregunta, la típica, pronunciada en tantas películas, en tantos libros, “¿en que piensas?” sonríes y contestas “en nada”. Pero el no sabe tus pensamientos que viajan suavemente, que alteran tu corazón, y te preguntas si el sabe de alguna manera, que es el infinito, aquello que no acaba, que no se termina, crece y crece, se multiplica, las cosas insignificantes cobran sentido, el es tu fuego, tu calor, es ese amigo, es tu esposo, el amante, es padre, todo tu apoyo…
Aprendemos que cada día las palabras son más pequeñas pero los sentimientos son demasiado grandes y decir demasiado grandes es poner límite, simplemente lo resumiré a que crecen y contigo me siento como una mariposa, disfrutando de mí día a día, puede que mañana la muerte se apodere de mí.
Pero tu amado mió, serás siempre mi infinito, mi gloria, mi horizonte, tus manos el puente hacia mi corazón. Pase lo que pase te disfruto y te amo con locura, con ansias, con todo lo posible, intento hacer las cosas realidad, y aunque escriba todo lo que nos amamos, o nos hemos amado, no entenderán la locura, la chispa, la dulzura, todo lo nuestro es mejor que dedicarnos palabras, porque el amor se vive, se siente, se apodera, nos hace suyo, nos consume y nos rescata, somos sus marionetas.
Por amor somos capaces de todo. No somos conscientes de que el habla por nosotros.
Mi cuerpo invoca el tuyo, nuestros labios danzan y se juntan entre si disfrutando, incansables del sabor, del placer, del hormigueo, extraordinario con el que empieza el amor...
Las caricias se conocen, se adoran, se entrelazan, la piel es consciente y despierta, y me siento tan bien, tan suya, tan única…
Se que su corazón es totalmente mió, que su alma fue parte de la mía. Renacieron las dos de la misma luz, la misma que ahora nos rodea, elevándonos acercándonos en lo que no creíamos y ahora tanto sentimos…
Nacemos con tocarnos, me embriaga y me mareo, percibo otra realidad, un sueño pero real, te puedo palpar, te miro y te puedo imaginar, pero lo mejor  y más adecuado es disfrutar de lo que somos, dueños, dueños del presente...
Ni la muerte nos separara, se que allí donde me marche mi mano en la tuya estará.
No tiene tanto poder sobre mi, sobre nosotros, porque este donde este, te esperare, tu mi alma, mi mitad, se que en otras vidas nos volveremos ha encontrar, y viviremos lo mismo, encontrando el mismo amor, y aunque se trate de un solo día, nada nos molestara, nada podrá separarme de tu cuerpo, y si muero ese día, espero hacerlo en tus brazos, verte una ultima vez, irme feliz, sonriendo, sabiendo que nadie me amo, y no me amaran de esta manera tan loca…siempre serás mi infinito, mi parte perdida, encontrada entre millones de almas…
Esta magnitud de sentimientos es tan grande, estoy anclada, eres mi agua, me has limpiado, soy distinta, soy yo, pero enamorada…
No hay más milagros por alcanzar, eres mi familia… Tu apoyo, tu incondicional respeto, tu fiel hombro, disipa las dudas y los miedos, porque no que seguridad, la certeza de que tu por siempre y para siempre compondrás mi vida…
He aprendido a construir mi mundo a tu lado desde cero, fortalecer las paredes con todo lo que me demuestras. Porque no creía en nada y desde tu llegada todo se transformo en un paraíso, creación, arte, paciencia, as pintado mi vida, le has puesto color, ya no esta entre sombras, entre neblina, oscura… Estaba viviendo entre dudas, dolor, incapacidad de sentir, de abrirme ante nadie, difícil de enseñar lo que escondía, marcas que la ropa cubría, pero tu has hecho que no tema, que te de la mano, que no me tiemblen las rodillas, que me sujetas fuerte contra tu pecho, que mi debilidad en realidad era mi fuerza, que no me escondiera, me has dado alas…
Reservaba una parte para ti, no fui capaz de dársela a nadie, ahora te la entrego es tuya, no hace falta que te susurre, que es lo que te corresponde, tu lo sabes, lo vives y lo disfrutas, se que has soñado con esto toda tu vida…
Me aceptas con mis fallos, con mis errores, haces que parezcan pequeñas cosas que me forman. Me has creado, me enseñaste a extender las alas, y lograr a ser lo que desease ser, que los sueños se pueden tocar con la mano, que si quieres puedes cazar las estrellas y que sean todas tullas.
Eres un milagro, una suerte, una de esas cosas que pasa una vez en millones de años, y tendría que pasar eternidades para volver a existir algo así, lo que hay entre tú y yo…
El amor, nuestro nos mantiene, no se apaga, mientras lo reguemos con lagrimas de felicidad, crecerá, veras no tendrá limitaciones, no descansara…
He recorrido caminos que se parecían al infierno, he andado sola, perdida, hasta encontrarte, te he buscado en los rincones mas insólitos, entre los ojos de la gente,  te he buscado en la tierra, en el mar y cielo.
He esperado minutos, horas, días, años, estaciones, y veía como la vida pasaba ante mi, pensaba en ti, en que jamás vas a venir.
Leía libros de amor, soñaba con algo así para los dos, reencuentros, emoción, estallidos, pasión, arder los dos en el mismo fuego, el mismo calor... Latidos locos, las canciones me hacían soñar, seguía el ritmo de sus letras, te imaginaba como serias, como me mirarías, tu sonrisa, tu voz, levantándote y bailando los dos…
Pero te conocí y todo fue mejor, juegos, complicidad, noches de película, hablando asta el amanecer, comentado las historias, batallas, lo que nos ha dañado, lo que nos ha formado como personas, las vidas pasadas, nombrando el futuro, riéndonos uno de cada uno, haciendo fotos, para tenerlas como recuerdos, caras payasas, sonrisas, momentos para encuadrar en nuestro corazón..
Tu toque en mi piel, trazando líneas, cosquillas, mirándome a los ojos y confesándote, diciéndome todo lo que ansias decir, mirando mis gestos, ver lo que voy a responder, torpe pero firme, voz temblorosa, nervios, pero empiezas a hablar, y puedo ver en tu rostro que lo que me dices es de verdad, no puedo dudar, sonrió, sonrojada, te miro, te abrazo, te digo al oído que me creas que tu eres mi esperanza, mi deseo perdido, as despertado mis sentidos…
Cinco sentidos prestándote atención, con la vista, te admiro, te observo, te sigo con la mirada allá donde vayas, te miro detenidamente, tus movimientos me sorprenden, con el tacto, te palpo, te acaricio, me pierdo, descubro texturas, como me gustas, con el oído, te escucho reteniendo cada palabra, cada risa, cada sonido, ahora es mió, lo reproduzco en mi cabeza, lo escucho una y otra vez, sin cesar, sin cansarme, mi olfato se dispara, cuando te abrazo, cuando estamos en la misma sala, en la cama, tu perfume, tu piel, el lugar donde esconderme, ráfagas de aire huele a ti, abrazada a tu pecho, puedo dormir, el gusto, de besarte, de nadar en tu boca, de besar tu cuerpo, y no poder parar, perderme en tu espalda, tu cuello, tu nuca, y desear, mas, no me voy a cansar…
No corre el tiempo, vivimos la eternidad, disfrutamos de la vida como venga, se que mañana cuando me despierte estarás, se que si algo malo te pasa estaré, y de tu lado no me moveré, te cuidare,  me as completado, asta ahora tenia una sensación, un vació que tu as llenado, sabia que algo me faltaba, pero te he encontrado…
Cuando nuestros ojos se han encontrado, supe que eras esa persona que he buscado, algo en mi se encendido, pero desde ese momento, no ha habido otro, y no lo habrá, tu eres mi infinito, alma perdida…
Tus manos, nuestros dedos jugando, ese toque, con una descarga me despertó, toda mi piel se erizo, desde el primer segundo te ame, descubrí que estoy en este mundo por ti, que a partir de ahora yo seré tu princesa, y tu mi príncipe, el hombre, que espere que se hiciera con mi corazón, ahora se que si tu lo tienes esta seguro, nada le pasara, veo la manera en la que me cuidas.
No son las palabras, son los hechos, los esfuerzos, y la emoción, somos dos personas amando con todo su corazón, somos uno, somos amigos, somos todo, y si uno se pierde, el otro no es nada, somos la misma parte, el mismo sueño, esperanza, en ti he puesto mis ultimas fuerzas.
He recorrido inviernos fríos buscando tu calidez, e esperado primaveras para renacer de nuevo, crecer entre la nieve y el frió, los largos veranos te he buscado para compartir las noches mirando las estrellas, y en los otoños me perdía entre las hojas caídas, la nostalgia y tu falta…
Un sueño se hace realidad, si dos personas buscan lo mismo, y en tus ojos veía que me debía dejar guiar, su magnetismo, su poder sobre mí, me atraía hacia ti.
No hay nada que pueda frenarme, no hay nada que me diga no luches, que no merezca la pena, ni lágrimas y miles de sonrisas, mi animo, estoy feliz, entregada, tuya…Nadie tiene dueño, nadie tiene poder uno sobre otro, pero tu eres mi lugar, mi familia, mi hogar, un comienzo, un camino, un largo viaje, una carretera, y yo voy velozmente, quiero llegar allí donde me lleve, cuando me abrazas y me levantas, tu sonrisa me de la confianza que necesitaba, la protección que buscaba.
Te escucho, me escuchas, consejos me das, de la mano no me sueltas, mientras dormimos, me la das, mientras caminas, mientras conduces, paseas, o donde sea…
Puede que leas esto, y no sepas que me quedan quizás días, o minutos de vida, puede que no me de tiempo a acabar la frase, y mi cuerpo encontraras, débil sin fuerzas, no te abandono, solo comienzo otro trayecto, sabes que te esperare, el destino me llevo a ti, tu has hecho, que todo cambie, que merezca la pena, trágica historia de amor, que no se merecía este final, separarnos a los dos, pero no habrá dolor allí donde vaya, te seguiré cuidando, a tu lado estaré, te sonreiré del otro lado, no llores, me romperás el corazón, no te preocupes, entre ángeles me encontrare, recuérdame. Aunque mi corazón deje de latir, aunque la sangre ya no corra por mis venas, que mi piel no tenga la misma textura, ya no este calida, aunque no tenga vida, soy y seré siempre tuya…
Quise quedarme mas tiempo, compartir, y darte más, te oculte cosas, que averiguaras, pero no lo olvides jamás, eres y serás mi infinito, mi alma…

lunes, 4 de junio de 2012

El dolor



El dolor, ese sentimiento del que huimos, pero que no hay lugar donde esconderse, nos encuentra hasta en lo mas profundo de la oscuridad, el que escondemos, lo tapamos con capas y capas de sonrisas, que lo regamos en las noches llenas de soledad, y que una simple canción, o las cosas cotidianas de la vida nos lo recuerda, por mucho que nos alejamos el esta allí, creciendo, porque siempre se recuerda mas que los instantes felices, nos marca, y tememos, tememos volvernos a cortarnos en la misma herida, sangrar en el mismo sitio…
Pensamos que con el tiempo seremos inmunes, que no estará y se olvidara, pero siempre nos encuentra, por mucho que corramos, siempre nos alcanza, se filtra a través de nuestra memoria, por nuestras venas asta el corazón, sintiendo esos mil latidos por hora, que se transforma en lagrimas, en lamentos, en errores, en culpabilidad, en disgustos, perdidas, y todo lo que nos mata lentamente…
Es el veneno de la consciencia, lo que nos lleva a una muerte dolorosa, y lenta, forma parte de nosotros, nos hace quienes somos, siempre temiéndole, es la sombra, el cochillo que se vuelve en nuestra contra, la puñalada más dolorosa…
Es capaz de quitar la esperanza, las ilusiones y los sueños, te adentra en una gran depresión, remolino de la destrucción, una espiral por la que caminas y no te lleva a ninguna parte, y te preguntas cuanto durara, cuanto tiempo llevara la recuperación, muchas veces es mas fácil un corte, un puñetazo, que las palabras, que pesan como un ancla que te ahora en el océano de la tristeza, donde la luz no se filtra, incapaz de sacarte ninguna mano, ninguna pastilla o consejo…
El dolor no tiene recuperación, no puedes dar marcha atrás y que rectificar, no puedes hacer nada, tienes que vivir con el, llevar ese saco y arrastrarlo contigo, llevártelo allí donde vayas, y aunque vayas lejos, el estará, enterrado en lo mas adentro de tu corazón, pero capaz de despertar como una bestia en cualquier momento…
Algo que nos ha roto es incapaz de volverse a reconstruirse, por mucho que lo intentes, los pedazos jamás encajaran, no se trata de un puzzle, se trata de un jarrón, roto, echo pedazos, aunque uses el mejor pegamento, jamás será como antes, con el corazón ocurre lo mismo, no volverá a ser lo mismo, lo único que conseguimos es enmascararlo, disimularlo, sonreír con los ojos llenos de lagrimas, y fingir estar bien.
Nos volvemos expertos, en pequeñas mentiras para que otros no descubran eso que escondemos, amigo de la soledad, compañero del miedo, de la inseguridad, cuando nos sentimos amenazados huimos sin dar explicación, preferimos desaparecer antes que dar una explicación, aunque no nos entiendan, nosotros lo comprendemos, no creemos que haya algo que nos salve, ni unos brazos que nos devuelva la confianza en la gente y la credibilidad en las palabras de la gente, ya no…
Los sientos, los perdones, no hacen que pese menos, o que deje de doler, aunque perdonamos, no se olvida, es como una marca, no es una arruga que se plancha y desaparece, es como una costura desgarrada, cosida, queda marca de que te has caído, y si intentamos desarrollar un mecanismo de defensa, buscando un arma con la que protegernos, un escudo, una personalidad, pero la sensibilidad, y la vulnerabilidad esta en nosotros, y no hay nada que hacer, porque cuando amamos, queremos, es fácil que nos hagan daño. Porque nosotros mismos nos exponemos a ello, sabes que has abierto esa puerta, pero nunca esperamos que nos defrauden esas personas…
Pero que fácil es fingir lo que no son, y nos preguntamos, como y porque, hablan a nuestra espaldas, nos rechazan, nos abandonan, nos dan la espalda, pero siempre con palabras duras, y cuando lo descubrimos se nos cae el cielo encima, la falsedad es una característica de las personas, creemos conocerlas bien, y que nos conocen, y se aprovechan, no podemos adelantarnos a los acontecimientos, y aislarnos, aunque después de muchos golpes, y caídas, es lo que nos ocurre…
Por muchas lagrimas y gritos, parece que jamás sale de nuestras carnes, a veces tenemos la sensación de que tenemos el corazón en carne viva y espinas en todos los poros de nuestra piel, sentimos intensamente ese dolor, pero no lloramos por la perdida de una persona, por su ausencia, si no porque sabemos que nuestra parte honesta, buena y sincera, no se merecía eso, y duele, mucho, te acurrucas en un rincón, mordiéndote la mano, sintiendo como la camiseta se empapa en lagrimas, intentas no hacer ruido, y lloras asta ver el amanecer, cuando el sueño te alcanza, cuando las fuerzas se han marchado, cuando te abandonas, te sientes extasiada, cansada, y decides ir a descansar, dos horas que te faltan para despertarte, y enfrentarte a la rutina, a la vida, a la gente, y te pierdes entre las personas, y aunque te preguntan si estas bien, eres capaz de poner un cara medio perdida entre la tristeza, y decir si, sonreír, y decir no e dormido bien, el insomnio, siempre la misma excusa, el insomnio, porque es difícil volver a confiar, y aunque muchas veces le dirías todo al mundo, lo piensas 10 veces y te dices a ti misma que es mejor no hablar de ello, porque es volver a caer en el mismo error, no hay cura, no te pueden salvar, así que es mejor tragarlo y continuar, es mejor, esconderse tras el velo…
Y se convierte en el mismo camino, viene la noche, los pensamientos, ha pasado tiempo, pero da igual, nuestra mente vuelve al mismo lugar, al mismo presente, al mismo instante, y parece que ahora duela mas, que corta mas la carne… Sales bebes, piensas que así por unos instante todo se marchara, tomas drogas, para que tu mente piense en otra cosa, alteras todo, lo combinas, quieres desahogarte, buscas unos brazos, unos besos, cariño, el cariño se convierte en sexo, y te vendes, intentas disfrutarlo, pero tu mente vuelve a viajar, hacia el dolor, te centras en no pensar, besas, acaricias, pero nada, al día siguiente te sientes mas sucia, ahora aparte del dolor te odias, te das asco, te lavas, pero no hay agua que limpie tu alma, y llorar en la  ducha mientras tus lagrimas se mezclan entre las gotas que recorren tu cuerpo…
La gente te pregunta, tus familiares se preocupan, has perdido el apetito, tu no encuentras sentido, siempre los ojos rojos, te preguntan si te drogas, mas broncas, quizás una mano que te golpea de repente, tu mejilla arde, no importa, un poco mas de dolor no te preocupa, va al mismo sitio donde se acumula todo, te culpas, piensas una y otra vez porque has nacido, no entiendes ningún sentido, y esperas al anochecer, cuando todos duermen profundamente, tu hablas con tu mente, quizás rezas, quizás piensas, preguntas a Dios, pero no te contesta, hace mucho que has perdido la fe, da igual, mañana saldré, se repite la misma historia que ayer, y así es el dolor, una espiral una adicción, la peor depresión…
No encuentras escapatoria, te arrastra con el, haces cosas que no quieres hacer, pero te da igual, vives, pero tu hace mucho que te sientes muerta, el cansancio no lo notas, el hambre no esta, te has vuelto de pocas palabras.
Aunque no tengas fuerzas no te rindes, piensas que algo bueno te pasara, pero en el fondo sabes que estas equivocada, tienes la sensación de atraer toda la mala suerte, y te conformas, estas acostumbrada, aunque no seas insensible, acumulas ese dolor como si se tratara de trastos viejos, pero al menos esos los puedes tirar a la basura, deshacerte de ellos, pero no hay un contenedor echo para el dolor…
Te dejas arrastrar, se te ocurre, que si te pasa todo es que te lo mereces, que tu tienes la culpa, que de alguna manera lo has provocado, que lo has buscado, llegas a decirte mala persona, te has cansado de buscar explicación, de encontrar contestación….
Y esperas que en el espejo de tu alma nadie vea lo que te pasa, hay días que no tienes ni fuerza para levantarte de la cama, que el sol se asoma para fastidiarte, pero sabes que no puedes esconderte, que hay personas que preguntan mucho, que fingen interés aunque no les importe nada, mas bien para cotillas, porque si hay gente que vive de la vida de otras personas, pero pasas de dar explicaciones, te pones borde, contestas y te marchas, lejos, perdiéndote entre la gente, entre las personas, que nadie te siga, que nadie te pregunte, que te reclame, que tengas que decir, escuchar discursos, broncas…
Has dejado de leer porque hay palabras, fragmentos que te recuerdan ese dolor, te identificas, música no escuchas porque te perjudica el animo, y así aprendes ha vivir con el, alejándote de todo ser, imaginándote otra vida, pensando lo bien si fueras otra persona, sumandote cada día mas en la penumbra, ahogándote en la tristeza, sumergiéndote en tu mundo, depresión, siguiendo tu destino, alguien cruel que lo marco…
Caminando por el remolino de tu vida, siguiendo la corriente que no acaba, llevándose lo mejor de ti, y esperando algo mejor que la rutina, algo que te devuelva la vida… mientras tanto sigues presa, encadenada, esposada, al dolor