Google+ Followers

lunes, 10 de diciembre de 2012

Recordatorio e obligación



Solo son recuerdos que miro desde mi cama, cierro los ojos con la intención de que no me afecte la secuencia de los años, pero nada impide, que mi barbilla tiemble, y las lagrimas se cuelen, aunque apriete fuerte mis ojos, no importa, mi almohada se empapa…
No es un día especia, o si? Para mi es otro día igual, en cambio para los demás solo es un recordatorio, un recuerdo que trae dolor, un recuerdo, lleno de odio, de rabia, de fantasmas…
Necesito urgentemente escapar de este maldito día, que se a llevado tantas promesas, tantas esperanzas, me ha dejado vacía, sin aliento, y aunque me encuentre huyendo, me persigue, no me gusta, no lo aceptó, me niego rotundamente en ver un día feliz, cuando para mi solo se trata de dolor, no quiero que nadie me de sus felicitaciones, no necesito que las necias personas hagan como que se alegran, no quiero que me deseen nada, para mi es un vació en el calendario, un día en el que no decidí pisar este mundo, no tienen derecho a hacerme mas daño, no quiero permitir que me afecta, pero me encuentro aquí a pies de la cama, conteniendo las lagrimas, porque cada uno de mis cumpleaños es una brecha en mi piel, desde la infancia, hasta que me he hecho mujer..
Las imágenes pasan, crezco, ante una tarta, cocinada por la persona que me dio la vida, nunca pude escapar, siempre poniendo sonrisas cuando mis entrañas gritaban con todas sus fuerzas, cuando esa tarta me sabia amarga, cuando las velas se apagaban yo quería apagarme con ellas, pero ponía bonita cara, y atendía a las mil excusas cuando días después los invitados venían, no podía, nevaba, lo siento, y así es mi recuerdo, la tarda yo sola cantando feliz cumpleaños frente a ella, nada cambio en años, ese día quedo maldito, un punto negro en mi calendario, un punto que me absorbía, el abismo negro que se producía cada año, intente borrarlo tantas veces, poniendo obstáculos, pero lo que siempre me ha perseguido fue la soledad..
No se trataba de regalos, no, aquello no llena mi alma, era la compañía, una familia que se olvida, unos amigos que se hacen los locos, una pareja, que no tiene ni el detalle de felicitarte, y te encuentras paseando sola por la calle, con los ojos nublosos, desorientada, sabiendo donde estas, pero escapando de la realidad…
Y aun las necias personas, con su sinvergüenza, te recuerdan que es tu día, que te prometieron asistir, que te fallan, que lo que tú esperas que no sea igual es peor que el año anterior, es mejor ocultarlo, y decir que no has nacido, que no tienes día, igual así no duele tanto cuando te fallen, escoges a personas especiales con el corazón, te fallan, ya te lo esperabas, es como una maldición, en ese día pasa de todo, menos nada que te saque una sonrisa, y si sale es falsa, es una grieta, que tus recuerdos te producen.
No temo ya a la soledad, es mi regalo, empiezo a verla bonita, me acompaña, desempeña un papel fundamental especialmente ese día, antes me dolía, pero ahora la busco, quiero aislarme, no quiero que esa imagen se repita ante mis ojos, ver como crezco y siempre estoy sola esperando los invitados, se me olvido, nunca fui la favorita de la familia, era un pequeño estorbo, un error, una obligación, no lo hacían de corazón, yo necia, les esperaba asta que llegaba la hora de echarse en la cama, abriéndoles mi corazón, como cualquier niña esperando con emoción, el cariño de todos…
No les odio, pero me he cansado de tanta falsedad, no poder tener control sobre mi vida, ser el títere que siempre fui, coger llamadas, dar las gracias, no quiero que os gastéis un céntimo en mi, no quiero que me llaméis, no quiero vuestra obligación, tengo suficiente con mis lagrimas, con el paso de los años, siempre sois vosotros los que me dañasteis poco a poco con vuestra indiferencia, ahora no quiero contestaros, ni daros las gracias, no merecéis nada, cuando se que vuestros deseos no salen desde vuestro buen fondo…
No es rencor, es mi mente que no olvida, son vuestras voces que retumban con vuestras promesas, si las escucho “este año será diferente” “este año te lo mereces, estaré contigo” “estaremos todos, he invitado a mucha gente” “he hecho tarta” “es tarde pero vendrán” y así, un sin fin de promesas, de engaños, que acaban en mentiras, en soledad…
Era verdad era diferente, un año en urgencias, otro pierdes a personas importantes, otro de dan al fondo, otro se marchan con prisas, y yo odio la tarta, las dulces, y la esperanza que seria diferente, por favor, tener un mínimo de compasión y dejar de recordar que es mi día, no me mintáis mas, quiero dejar de existir, ese si seria mi día, no os preocupéis, no lloro de tristeza, no es felicidad, es que no entiendo porque la gente es tan falsa, yo ya no puedo contestar a vuestras llamadas, he apagado el teléfono, mi voz no puede sonar alegremente, no escuchareis mi risa, no mirare los regalos con satisfacción, porque es un día en el que cumplo años, solo os pido que entendáis, que no me alegro, no os he gustado, no voy a fingir mas, no me gustáis, no os quiero, pero no os odio, he aprendido que la indiferencia es otra clase de dolor, me avergüenza descender de estas personas, saber que por mis venas corre la misma sangre que las de ellos, y sin embargo no tener nada en común nuestros corazones..
Y los que no comparten tu sangre, que prometen que estarán, y desaparecen en el ultimo instante, no pretendo culparos, pero no deis vuestra palabra si vais a faltar a ella, tampoco os excuséis, ya no hay truco, no tengo una edad en la que se me pueda engañar, no importa, tenia un plan b, al menos estar sola no se puede culpar a ninguna persona, no esperas el calor de ninguna persona, y sabes que no se marcha en el ultimo instante como las personas que hablan, pero en realidad te envenenan.
Mi deseo es que al año que viene, no os acordéis de mi numero, no escuchar mas las mentiras de bocas cercanas, ajenas, que no me preguntan en un día corriente que tal me va, no finjáis mas, no es, un agradable escuchar tonterías, no estoy sorda, pero ojala, así no tendría que responder, ha poner buena cara cuando por dentro arden mis entrañas, cuando mi estomago esta echo un nudo, pero menos mal, que es una cuenta atrás, y el día termina acompañada de la soledad, en la cama, apretando fuerte mis ojos, intentando dormirme, olvidándome de mi existencia, de los recuerdos, perdiendo mis fuerzas, entre recuerdo y recuerdo, suspiros y suspiros, un año mas, un año mas que sumo al cajón de lagrimas, de días, de torturas…
No me recordéis, yo no lo haré, ya no contáis para mí, igual que con el paso de los años deje de contar yo para vosotras, soy feliz sin vuestra presencia que tanto me desagrada…Muchísimas gracias a todas las personas, familia, amistades, parejas, que han sumado dolor a un día que tendría que estar rodeado de calor…
 Sopla las velas, pero no olvides que siempre estarás sola…ya no estas duermes profundamente…

Lo que ha sido creído por todos siempre y en todas partes, tiene todas las posibilidades de ser falso.
Paul Valéry (1871-1945)

3 comentarios:

  1. Me encanta :) tienes una nueva seguidora si te apetece pásate por mi blog :) http://elamornosiempretraefelicidad.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito. Me encanta. Tenía que hacértelo saber. Es increíble. Sigue así, te has ganado una nueva seguidora.
    Aunque he empezado hace poco, si tienes tiempo y te apetce pásate, tu opinión sería de ayuda para mejor. Un beso *.*
    http://ysilavidatefrenasubealtoyvuela.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias, te sigo, en cuanto tenga un poco de tiempo te leere, que desde luego con lo de las fiestas y estas cosas no he tenido gran tiempo, pero me alegro mucho de que te guste mi blog,muchisimas gracias

      Eliminar