Google+ Followers

miércoles, 11 de julio de 2012

De el para ella



Pienso en su sonrisa, en su cabello, en como se movía, me he dado cuenta tarde de lo mucho que la amo, la he perdido, el tiempo no puedo retrocederlo, no puedo volver al pasado, en ese momento que dormía abrazado a su cintura, que me decía lo afortunado que soy  por haberla encontrado y cazado, sentir que es mia, respirar su piel, besar su espalda mientras duerme, para recordar siempre el calor en tus labios…
Ahora escucho, esa canción que dice todo lo que te tenia que aver dicho, y no me atrevía
 en su momento, diciéndome lo dejare para mañana, tendré mas fuerzas, ahorrare coraje, no podía decirte ni te quiero, sin sentir mis rodillas temblar, era tanta pasión, tanta tensión, que jamás he experimentado, ahora es tarde, para decírtelo, el tiempo paso y todo se destruyo, hay errores, que no se pueden remediar, no se pueden tapar, ni disculpas que solucionen las grietas, ni yodo que cure las heridas… tendré que hacerme a la idea, de haberte perdido, y vivir con tu recuerdo…
Paso la canción y me acuerdo de esa tarde cuando estábamos tu y yo, en mi casa, te recuerdo con esa falda, escuchábamos música, y salía esta canción, me invitaste a bailar, me llamabas con tu sonrisa, me hacías señas con tus dedos, recuerdo tus uñas pintadas de negro, me mirabas fijamente, te movías sutilmente, te decía que no sabia bailar, contenía mi vergüenza, aunque creo que mis mejillas ardían, con tu voz graciosa, me dijiste, “cariño déjate llevar, yo te enseñare, sígueme, mira muévete así” …Lo intentaba, pero no había manera, no podía moverme, mis pies se quedaron de piedra, acariciaba tus brazos, agarre tu cara y te bese, aun recuerdo, lo frágil que eras en mis brazos, cuando te conocí, parecías tan dura, jamás pensé que iba a entrar en tu corazón, era de piedra, detrás de unas puertas de hierro, con mil candados, solamente necesitaba las llaves adecuadas para entrar, deshacerlos y poder pasar entre ellos, tenias miedo y sentías dolor, no quería hacerte sufrir, mi amor…
La fastidie, y todo lo que te prometí, en un segundo lo destruí, te dije que no te dañare, que me dejaras pasar y te rompí, y ahora esto me mata, no se como encontrarte, tu móvil no da señal, a tu casa te fui a buscar, me quede mirando haber si aparecías, quise darte una explicación, poder tener la oportunidad de pedirte perdón, tus amigas, no me hablan… no importa, siempre te decían que no te fiaras, que mis apariencias engañan, que pretendía parecer bueno, pero que era como los demás, que te engañan, que una vez que te tienen y consiguen lo quieren te dejan tirada, que mienten y engañan… ahora puede que sea verdad, no se han equivocado, pero tu eras mi vida, no había nadie mas, maldita vida..
Recuerdo como me defendías, como hablabas bien de mi, diciéndoles que había cambiado, que no era ya aquel, que se iba con cualquiera, que bebía tanto que ya no sabia lo que hacia, que se metía en peleas por experimentar adrenalina, que ya no conducía cuando bebía, que no se drogaba, que ya no había mas chicas…
Todo, todo era mentira, no había cambiado, aparentaba, ponía de mi parte, pero las compañías me llevaban por caminos que no quería ir, y decía que por una vez no iba a pasar nada, que seria la última vez, y luego repetía...
Pero cuando tu estabas era como quería ser, era quien deseaba ser, sacabas mi verdadero yo, pero las malas compañías me volvían a decir, que me dejaba dominar, que eras tu la que mandaba mas, que ya no era aquel hombre que era, y eso me afectaba, no salía, no la liaba, y mi fama cambiaba, a veces no me controlaba, me importaba mas lo que decían de mi, que lo que crecía dentro de mi hacia ti… No sabia, que tu solo tratabas de salvarme, de llevarme a un mundo mas sano, que tu amor me iba a curar, que me daría otro tipo de seguridad, de fuerza, y de desear, una vida, una estabilidad, una tranquilidad…
Tenias una forma curiosa de ver la vida, loca, espontánea y divertida, no lo aprecie, y ahora daría mi vida, por poder recuperar un día junto a ti, porque no hay nadie como tu, ni el alcohol ha hecho que te olvide, ni las drogas que no te recuerde, no he conseguido invadirme, ni conducir sin rumbo, quizás buscándote, o deseando perderme, tampoco, otros cuerpos se parecían al tuyo, no tenían el mismo olor, la misma suavidad, esos labios el dulce sabor…
No es que fuera lo mas importante, pero recuerdo, cuando venias, te apoyabas sobre tus manos, con los pelos sobre la cara, podría ver entre ellos tu mirada de seducción, mordiente el labio, diciéndome, te voy a hacer el amor, apartaba tu cabello detrás de la oreja, te quitaba el flequillo de la frente, y apretaba mis labios fuerte contra ti, no sabes lo feliz que me hacías sentir, me dejaba llevar, era tuyo, era tu sensualidad combinada con tu dulzura, lo que me llevaba a la locura, no e conocido a nadie que tenga esa combinación, esa ternura, eres toque de niña y a la vez dura..
O las veces que me despertaba  y no estabas, como un loco te buscaba con la mirada, asta verte venir con el desayuno para mi, besándome y entregándome esas tostadas que tanto me encantaba, y tu metiendo el dedo en la mermelada, diciendo que esta sabrosa, pero que te gustaba mas como sabían mis besos, me robabas un beso y te marchabas a duchar…
Creías que no me fijaba en esos días que te arreglabas para mi, cuando iba a buscarte, y esperaba impaciente verte salir de portal, se me hacia eterno el tiempo, pero merecía la pena, siempre te recuerdo con esa sonrisa en tu carita, tu aroma que se quedaba en mi chaqueta cuando me abrazabas, o tu cacao cuando me besabas, me encantaba mantenerte solo para mi, no me gustaba compartirte, siempre que te he llevado en los círculos de mis amigos, escuchaba cosas que no me gustaban, pero jamás daba la cara, me reía y comentaba, presumía, de tu belleza, de cómo follabas, aunque no contara intimidades, reía y fingía lo que no era… Tu en cambio me defendías, dabas la cara por mi, les gritabas a tus amigas, que solo querían cuidar de ti, protegerte de mi, ellas sabían cosas de mi, que por no herirte, nunca te llegaron a decir, sabían que mientras estaba contigo, habían mas, aunque a la única que amaba eras tu, no podía renunciar a mi reputación, de chico malo, de conquistador, los colegas me decían eres un rompecorazones, me reía, y pensaba en ti, el día que te enteres te va a destruir, y ellos me decían “mírala, no te resistas, esta muy buena, llévatela a tu cama”… No te respetado, mientras que tu te centrabas solamente en mi, mientras yo tenia a otra en la cama, y por la mañana la sacaba de casa, tu estabas esforzándote en trabajar, soportando cosas que no eran normales, para poderme regalar, ese colgante que jamás me he podido quitar, ganando dinero, para poderte quedar en mi casa, comprando comida, planeando escapadas, siempre risueña, ahorrando cada moneda, dejaste de lado tus caprichos, para poder pasar conmigo mas tiempo cuando a tus espaldas me reía de ti…Tu inocencia hacia que me creyeras, tu amor por mi no te hacia desconfiar, o puede que tu interior lo sabias, ahora es tarde para preguntártelo, no te encuentro, no se si, estas en tu casa, en tu habitación, esa habitación donde la única foto que había era de nosotros dos, ordenada, llena de vida… No hay rastro de ti, ¿te marchaste de aquí? , no se donde buscarte, necesito encontrarte, se que no me creerás, pero ahora e cambiado, trabajo, e dejado de lado esas amistades que me arrastraban, no bebo, no me drogo, fumo, me ayuda a disminuir la ansiedad, no duermo, por las noches…
Es tarde, se que te he hecho sufrir, que no quieres volver a saber de mi, pero yo no puedo vivir sin ti, tenerte y perderte, me faltas, no has vuelto ni a por la ropa que te dejaste, aunque cuando te quedabas aquí usabas mas mi ropa que la tuya, me decías que mis camisetas te sentaba mejor a ti que a mi, y que los calzoncillos estaban hechos para ti, pero aun tengo tus vaqueros, tu camisetas, plegadas, duermo abrazas muchas noches a ella, huelen a ti, y así te siento mas cerca de mi…
Parece que te haya tragado la tierra, he preguntado, no he obtenido respuesta, es como si nunca hubieras existido, tanto te he herido, que nadie quiere pronunciar tu nombre, decirme donde te has ido…
A veces caminando entre la gente siento tu colonia, y me atormenta, me llena de dolor, me abruma y siento como sobre salta mi corazón, no te puedo olvidar, estoy en la cama cambia la canción, escucho, esa que te encantaba, que me decías que te sentías identificada, que sentías lo mismo que la letra, te movías lentamente, cerrando los ojos, cantándola en voz baja, aun te veo agarrándome la mano, diciéndome “te la dedico, esos son mis sentimientos descritos”… Oh que he hecho, ¿Cómo te he podido perder? Tenia lo mejor delante de mi y no lo supe apreciar, te perdí, y ahora no se como te puedo recuperar…
Extraño el marrón de tus ojos, tu cuerpo totalmente desnudo, diciéndome “esto es lo mas normal del mundo” sonriéndome y robándome la manta, me quedaba como un tonto mirándote,  y me volvías a preguntar “¿A que esperas abrazarme y darme calor, no ves, que me voy a congelar?, te rodeaba, te veías tan pequeña entre mis brazos, esperaba que te durmieras, escuchando tu suave respiración, era como un tipo de protección, no quería que te durmieras antes que yo, por si te querías marchar, y dejarme solo…
Cuando empezaste a decirme te amo, no supe como apreciarlos, no sabia lo que significaba, desconocía esa palabra, en cambio ahora la entiendo perfectamente a lo que te referías, eras la clase de persona que darías la vida por salvar la mía…
Como aquel día, que te vi por primera vez llorar, corriendo hacia el hospital, te quedaste toda la noche a mi lado, no sabes cuando me dolió, pero no hice nada para dejar de ver esas lágrimas en tu rostro, esas gotas cristalinas, que vertían de esos ojos soñadores, que poco a poco se iban llenando de tristeza, cada vez mas opacos, empezaste en ese momento a no creerme a desconfiar, aunque te tenia, ya nada era igual, estabas a mi lado, diciéndome “no te quiero perder” , fuiste la única que me fue a ver, mis colegas no estuvieron a mi lado, me metieron en un lió y todos se excusaron cuando salí, me dijeron “enséñanos las marcas, eso a las tías les va a gustar” otros comentando “ahora pareces mas duro, mas feroz, as sobrevivido de milagro” .
No tarde mucho en retomar lo que casi me destruyo, jugándome nuestro amor, cada vez iba a peor, pensando que si una vez tuve suerte la volveré a tener,  e asustado a la muerte, no me volverá a buscar, ahora ella me teme, pero no me daba cuenta que la única que de verdad estaba herida eras tu, no tenias consuelo, tus amigas te dieron la espalda por defenderme, escaparte de casa muchas veces no ayudo, la confianza con tus padres se esfumo, no tenias a nadie, te lo guardabas todo dentro, y empecé a dormirme antes que tu, no escuchaba tus llantos, tampoco observaba tus ojos hinchados, o no quería preguntarte por ellos, esquivando el tema, tu fingiendo tu sonrisa, muchas noches empezaste a dormir en mi casa y yo no aparecía, o volvía al día siguiente, disculpándome con falsas excusas, que ya no te creías, no decías nada, desviabas la mirada, la agachabas, tus ojos de lágrimas se llenaban…
No eras como otras pero no supe cuidarte, no apreciaba tu autentico valor, no supe cuanto valías, y la persona que eras, ahora me doy cuenta, solamente a ti te tenia, me cuidabas, eras mas valiente, eras fuerte por los dos, nunca llegamos a discutir, todas las palabras que me querías decir, que no podías, las empezaste a escribir, lo que te enamoro de mi, lo que te gustaba, y lo que no podías soportar mas, pero no tienes fuerzas de dejarme, aun tienes esperanzas, esperabas ese día en el que me diera cuenta de todo, que cambiaria y volvería a ser la misma persona que te enamoro, y no el cabrón que soy…
Empecé a beber mas, a drogarme y perder la noción de los días en los que no te veía, ya no leía ni tus mensajes, los borraba, o cuando me llamabas apagaba el móvil y pasaba de ti, no te contestaba, no te daba explicaciones, no me las pedías, me dejabas hacer lo que quería, mientras tus sueños e ilusiones se destruían…
No es que no te echara de menos, no es que no pensara en ti, o que tu preocupación por mi me molestara, pero tenia una fachada, tenia mi otra cara, tenia que enseñar quien mandaba, y me importaban mas las fiestas, que devolverte la llamada, sabia cuanto tiempo llevábamos sin vernos, sin besarnos, sin comer juntos, sin dormir en tu compañía, o hacer el amor…
Pasaba el tiempo y mi vida se volvió en dolor, te desgastaba, mi amor, te envenenaba, cada vez mas delgada, cada vez las ojeras eran mas negras, perdías tu belleza, llegue a faltarte al respeto diciéndote que te estabas poniendo fea, en vez de guapa, me burlaba, te humillaba delante de mis amigos, ellos riéndose, tu no decías nada, mirabas el horizonte, en tu cara se dibujaba la tristeza me reía y te decía “no pongas esa cara, es una broma de las mías”, me respondías con una media sonrisa, y bajabas la vista…
Ya no me importaba que me trajeras el desayuno, me importaba mas lo que opinaba el mundo,  a veces intentabas contarme tus preocupaciones, o tus problemas y te contestaba “estoy ocupado, amor” prefería hacerme un porro, que escucharte, era mas importante para mi, que lo que ley en tu diario…
”A la salida del trabajo, un hombre de aspecto extraño me siguió, me asuste, intente esquivarlo, me encontró, me intento violar, pero de milagro escape”
¿Dónde estaba ese día yo? Debía de esperarte a la salida, protegerte, y no dejar que nadie te tocara, no puedo llegar a imaginar el miedo que sentiste, y cuando me intentabas explicar, buscar consuelo, y no te lo di, me fue más fácil darte la espalda, y tratarte como cualquier otra…
Pienso en el día, que habíamos quedado, te dije que cenaríamos juntos, me esperaste la noche entera, aparecí de madrugada, con un ojo morado, el labio hinchado, y algunos moratones, por el cuerpo de mas, iba drogado, bebido, y no recuerdo nuestra cita, llorando me limpiaste la sangre ya seca,  me curaste las heridas abiertas, me dormí, cuando desperté, vi el desayuno y una nota tuya, diciéndome “Estoy en  mi casa, no quería molestarte, te deje descansar, te he lavado la ropa, y e recogido la cena” …Efectivamente lo comprobé, la cena que tanto te costo prepararme en la basura estaba, las copas ya lavadas, al lado de los platos, me sentí culpable, pero pase una vez mas de ti, me tome las tostadas, llame a los colegas, y volví a quedar, una noche mas que la íbamos a liar, a veces te llevaba a ti también, cada vez menos, me dedicaba a ligar con otras delante tuya, tu hacías como que no veías nada, como si no lo notabas, te conformabas con tenerme, y yo no sabia, no era consciente de lo que sentía por ti, es verdad que cuando pierdes a alguien ves su valor, siento tu vació, no lo lleno, no…
Una mañana recibí un mensaje tuyo, diciéndome si podíamos hablar, pensaba que me ibas a dejar, creí que tu paciencia llego a su fin, y que no podías aguantar mas, no fue así, te dije “si tengo compañía, pero enseguida se va a marchar me contestaste “estoy abajo, ahora subiré” estoy seguro que escuchases el beso que me dio al despedirse, que os cruzasteis, le dije que eras mi prima, empezaba una nueva vida, y tu sobrabas en ella…Te había prohibido la entrada en mi casa, te quite la llave, me molestabas…
Mientras me hacia una raya, te dije “bueno nena, dime que querías”, tu cara cambio, nunca te llame así, me decías que era feo, y que parecía de fulanas, pero no le di importancia, al revés “ tengo prisa, dímelo ya, seguro que no tiene importancia”, te sentaste enfrente mía, te temblaba la mirada, y toda asustada me dijiste con una voz cariñosa, que hace mucho que no escuchaba “veras, tengo un retraso, tengo miedo a hacerme la prueba de embarazo, estoy asustada por lo que pueda salir” , esnife la raya, me levante y te dije “de que vas, eres una puta, y me lo quieres encasquetar” …
Sabia que en todo este tiempo yo era el único con el que te habías acostado, pero entonces me hice el macho y te pegue un bofetón, no podré olvidar esa ultima mirada que me echaste, mezclada, de tristeza y lastima, me acerque a la puerta y te dije “no te quiero volver a ver”, agarrándote la mejilla enrojecida, ni me inmute cuando lo hice, aunque viera que tu nariz empezó a sangrar, no te ofrecí un pañuelo, o mi ayuda, te fuiste sin contestar, al volverme a sentar, me percate de tu diario, en algún momento debió de caer, no me moleste a leerlo, lo deje en la estantería, pensando que volverías a buscarlo, me parecía una tontería, y riendo dije “que cria”…
Pasaba el tiempo y empezaba a inquietarme, no sabia nada de ti, si iba a ser padre, o que echaba de menos tu estancia, aunque me fue mas fácil enmascararla, hacer como que eras una guarra, delante de mis amigos cuando me preguntaron por ti les dije “esa tía quería hacerme padre, a saber con quien se acostó, y se pensó que yo era tonto”…
No llegue nunca a disculparme por haberte pegado, o por como te he tratado, lo único que volví a saber de ti fue “falsa alarma, no te preocupes, no serás padre”… no me moleste en contestarte, había quedado, con mi nueva novia, tu me dabas igual, o eso creía yo, no se puede surtir una persona por otra, tampoco encontrar una igual o parecida a ti, eras única, me amabas con toda tu alma...
Tarde tanto en verlo, en comprenderlo, paso mucho tiempo, y si tu me has olvidado, yo no consigo hacerlo, me has marcado, y le pido cada noche a Dios, que cuide de ti ya que yo no estoy allí, que me perdone por hacerte sufrir, por no apreciar lo mas grande de mi vida, por dejarte escapar, marcharte de esa manera, crees que no observe, como temblabas, estoy seguro que no era frió ni miedo lo que sentías, llevabas muchas noches en vela, llorando por mi culpa, habías adelgazado tanto que asustaba, pero aun eras preciosa, no te lo dije nunca, como nunca te dije que te amaba, no quería comprometerme con nada, y sin querer lo hacia, me enamorabas cada día, pero lo que no sabia es que la vida me iba a dar una lección, y no estaba de llegar ese día, el que me hará cambiar, el que me abriría los ojos, y vería lo entupido que e llegado a ser, como me comporte queriendo aparentar, cuando tu eras lo que mas me preocupaba…
Una típica noche donde las drogas desfilaban el alcohol corría, yo con mi nueva novia, tu le dabas mil vueltas, pero tenia que aparentar como siempre, que no me dolía para nada tu marcha, alguna gente me pregunto por ti, si seria padre, se reían, diciéndoles “no caerá esa breva, aun para eso falta, le ha venido la regla”, en el fondo quería formar una familia contigo, pero seguí haciendo lo que mejor se me daba, ponerme la mascara…
Después de un rato, agarre a la chica y le dije “nos vamos a casa, que hay que acabar el día como Dios manda” entre risas, subimos al coche, me había pasado con la bebida, con las drogas, pretendía olvidarte, no sentir tu ausencia, iba por la carretera ha toda prisa, sentía la adrenalina, me sumergía en un profundo pensamiento, un sentimiento de culpabilidad me enveneno, escuche un grito, después un estruendo, deje de ver, cristales rotos, y no recordaba nada…oscuridad, pensé “esta vez no esquive la muerte, se me va llevar”…
Desperté un mes y medio de coma, no recuerdo nada, si paso algo, nadie aparecía, nadie me explicaba nada, me gire y vi una nota, inmediatamente pensé en ti, pero al leerla me di cuenta de que no era tu letra, ni mucho menos se leía algo así como “ he salido con vida, no he sufrido grandes daños, pero no puedo estar contigo te dejo, me pase por tu casa y te he traído algunas cosas por si despiertas, puede que las necesites”… Entre esas cosas estaba tu diario, aparte de unos libros, no se daría cuenta de lo que me traía, y ha cogido lo primero que tenia a la vista…
 Los primeros días no me atreví ni a abrirlo, ni a leer que ponía, me daba miedo a lo que podía sentir, lo miraba, lo agarraba en la mano, lo dejaba y así, asta que decidí sumergirme en tus pensamientos, no recibí ni una visita, te extrañaba, y leía, conforme pasaba las paginas, veía lo mucho que luchabas, tenias anotado todo, al milímetro, diciendo cuando te dañaba  “pero lo amo tanto”, comprendí, como te enamorabas, y como tus noches, te torturaban, “se que esta con otras, pero se dará cuenta de que lo que siento por el, no podrá sentirlo nadie, no le amaran como yo, solo quiero protegerlo, alejarlo de ese mundo, se que el en el fondo no es así, veo en sus ojos azules, que es bueno, lo vera, vera la verdad”…
Claro que lo he visto, pero ahora es tarde, no se donde encontrarte, y el que escribe un diario soy yo…
Un día iba por la calle, y escuche una risa, juraría que era la tuya, intente seguirla, pero no la encontraba, me estaba volviendo loco, o simplemente te escondías de tu pesadilla, yo...
Pase mucho tiempo en ese hospital, que nadie se molesto en venirme a buscar, leí muchas veces tu diario, se partes de el, de memoria, como “si sigue por ese camino, solo se va a quedar, lo acabare dejando, aun aguanto, pero no se cuanto soportare esta situación, si lo pierdo, me voy, no se a donde, pero no quiero ver los sitios a los que solíamos acudir” …
Sufro el mayor castigo, no se donde estas, no das ni una pista, deseo encontrarte, acariciarte, abrazarte, suplícate, pedirte que me perdones, que me des otra oportunidad, no te voy a fallar, apreciarte, demostrarte que esta vez he cambiado de verdad, que soy otra persona, que deje atrás a todas esas malas influencias, y que tu eras la esencia de mi vida…
Es muy tarde, ahora el que no come, no duerme, y se refugia en su habitación, soy yo, he llenado tu buzón de voz, con mil mensajes, no e recibido contestación, no puedo acostumbrarme a que te he perdido, no se que hacer, solo pienso que estés bien…
Seguramente lo de mi accidente llego a tus oídos, me pregunto si viniste alguna vez a visitarme, a velar por mi como siempre lo hacías, cuidándome, cogiéndome la mano, asustada, acariciando mi mejilla, siempre con lágrimas en las tuyas, cuanto daño te cause, y tu aguantándome, te doy las gracias, escribo estas líneas, para que veas, que se lo que e echo mal, lo arrepentido que estoy,  lo mucho que me gustaría enmendar mis errores, cambiarlos, apreciarte, y tratarte como te mereces, con ternura, con respeto, con fragilidad, darte estabilidad, no volverte a fallar, tengo el corazón encogido desde que te has ido, miro hacia atrás, y retroceder el tiempo, para volverte a tenerte desnuda en mi cama, buscando el calor de mis brazos, dormir mienta escucho tu respiración…
Sabes que nunca quise conocer a tu familia, en cambio tu sabes mi historia, sabes como perdí a mi familia, que crecí con mi tía, en cambio yo no se nada de la tuya, se que no me aceptan, se que no me querrán ver, pero me armare de valor y fuerza, para entregarles este diario, les pediré perdón, normal ellos solo querían proteger a su pequeña, me veían como una amenaza, no estaban en contra de nosotros, pero cada vez te trataba peor, y entre todos te estábamos destruyendo, el que mas, yo….
Les pediré que me hagan un favor, no quiero molestarles solo que leas esto, mi transformación, quiero que vuelvas, que me respondas, esperare lo que haga falta esa segunda oportunidad, solo quiero que llegue, no te volveré a dejarte escapar, estoy seguro de ello, estoy muy arrepentido, no me importa nada mas en este mundo, se que me he dado cuenta de ello tarde, pero no se como vivir sin ti, te necesito…
Espero tu respuesta, y te diré algo que te tenia que haberte dicho hace mucho, hace tiempo atrás, y jamás tuve suficiente valor, ni fuerzas, para que esas dos palabras salgan de mi boca, ahora te lo digo con el alma, con el corazón….
TE AMO

1 comentario: